sábado, 16 de julio de 2016

Isaías, datos interesantes

 Toro reconoce a su dueño
Toro reconoce a su dueño


“El buey conoce a su dueño y el asno el pesebre de su señor; Israel no entiende, mi pueblo no tiene conocimiento” Isaias 1:3


Datos interesantes del Profeta Isaías y del libro que lleva su nombre.
Isaías significa “Salvación de Yahweh, o Salvación del Señor”, fué contemporáneo de los profetas Amós, Miqueas y Oseas. Su ministerio comenzó unos 740 años antes de Cristo, justo cuando el reino del Norte formado por las 10 tribus de Israel que se separaron después de la muerte de Salomón, estaba siendo llevado cautivo por el rey Asirio Senaquerib y se extendió por unos 50 años en el reino del Sur (Judá) desde los últimos días del rey Uzías, pasando por los reinados de Jotam, Acaz, Ezequías y hasta cuando el Reino del Sur comenzó a ser llevado en cautividad también por los asirios. Murió bajo el reinado de uno de los reyes más malvados de Judá: Manasés. La historia nos dice que huyendo de los soldados de Manasés se ocultó en el tronco de un árbol hueco. Dichos soldados, sabiendo que se encontraba allí aserraron el árbol, cortando también al profeta. De allí que cuando el autor de Hebreos, en el grandioso capítulo sobre los héroes de la fe, menciona que algunos de ellos murieron aserrados; se piensa que se estaba refiriendo a Isaías. (Heb. 11:37 y siguientes).

Hay algunos incrédulos que reniegan de que la Biblia sea la palabra de Dios. Las propias escrituras nos dicen que ella es inspirada por Dios, (Leer 2ra. de Pedro 20-21) Analicemos algunos datos interesantes sobre el libro de Isaías:

1.- Al libro de Isaías con frecuencia se le llama “la Biblia en miniatura”.

2.- La biblia contiene 66 libros; el Libro de Isaías tiene 66 capítulos

3.- Isaías se encuentra justo en la mitad de la Biblia. Hay 39 libros desde Génesis hasta Malaquías, [Antiguo Testamento] y hay 27 libros en el Nuevo Testamento, [desde Mateo hasta el Apocalipsis]. Es notorio que el libro de Isaías está dividido tambien en dis volúmenes bien definidos: Los capítulos del 1 al 39 presentan los juicios de Dios unido a un breve intervalo histórico. Desde el 40 al 66 (27 capítulos), dicho libro ofrece un mensaje de consuelo para el pueblo de Dios.

4.- El Nuevo testamento comienza con la historia de Juan El Bautista, el predecesor de Cristo anunciando la venida del Mesías y termina con Apocalipsis describiendo el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra. El capítulo 40 de Isaías que comienza la segunda mitad de dicho libro contiene el pasaje profético que predice la venida de Juan el Bautista: “Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Yahweh; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios". Is. 40:3. Si Ud lee el capítulo 66 se encontrará que habla de un Cielo Nuevo y Nueva Tierra que Dios está creando.- Hermosa analogía que ofrece un paralelo de toda la Biblia.

Hay mucho más que decir sobre este maravilloso libro profético, en él se encuentran las más nítidas predicciones acerca del Mesías. Invito al lector de este Blog a investigar más sobre ello. Por ejemplo, Isaías profetizó 100 años antes de que que naciera sobre Ciro el rey persa para que permitiera la liberación de su pueblo, llamándolo por su nombre. 

Una afirmación asombrosa para el hombre pecador, que muchos no quieren reconocer, que dejo como corolario:

Todos nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Yahweh cargó en Él, el pecado de todos nosotros”. (Is. 53:6)

(para entender correctamente ese ÉL, recomiendo leer los primeros cinco versos de dicho capítulo)


sábado, 30 de abril de 2016

El Rapto



Existe amplia literatura sobre este tema disponible al pueblo cristiano. sin embargo, sin desmerecer el aporte de eruditos exégetas, quiero intentar, con la iluminación del Espíritu Santo, extraer directamente de las sagradas escrituras la claridad necesaria para entender los eventos que preceden y conllevan al arrebatamiento mismo. como una forma de comprender y estar apercibido, condición que todo cristiano debe procurar si de verdad hemos sido redimidos del pecado y elevados a la condición de hijos de Dios y coherederos con Cristo de las riquezas celestiales que por medio de la fe hemos alcanzado gratuitamente.
(Juan 14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 
14:3 Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis)

Hay variadas interpretaciones, algunas hasta un tanto extrañas y propias de reincidir en errores que intencionadamente o esparcidos por el enemigo para confundir y desviar la vigilancia que el buen siervo del Dios Altísimo debe tener para que dicho evento no lo sorprenda bajo el sopor soñoliento de la desidia, la conformidad, el fatalismo y, en especial, de la ignorancia al desconocer el tiempo en que tales eventos van a acontecer, o mejor dicho, que están aconteciendo.

Uno de los errores más difundidos y creídos por muchos que han caído en el engaño es dar por incompleta la profecía de las 70 semanas de Daniel 9. (véase mi comentario en http://ceusnovos.blogspot.com.br/2015/09/profecia-de-las-70-semanas-daniel-924-27.html), tales inérpretes debieran tener cuidado porque terminan atribuyendo a un malvado anticristo, parte de la grandiosa obra que nuestro Señor Jesucristo concretó en el calvario. A partir de la errónea interpretación de que la semana 70 fue pospuesta para el final de los tiempos, se han construido toda suerte de interpretaciones que partiendo del error inicial, conducen a errores mayores a la hora de interpretar las profecías acerca del fin de los tiempos, la hora de la ira de Dios, o fin del mundo. Con ello, por ejemplo, esperan que el Anticristo haga un pacto con Israel por 7 años y, cumplidos 3 y medio años lo romperá, interrumpiendo los sacrificios de un tercer templo reconstruido. Sin duda se quedarán esperando mientras la resurrección de los muertos, el rapto y la 2da. venida del Señor acontece ante sus ojos. Gran extrañeza me causa que cristianos bien intencionados crean tales mentiras, sabiendo que el sacrificio perfecto del “Cordero sin mácula” fue realizado en la cruz y con ello se cumplieron las profecías directas como Daniel 9 (entre otras muchas) o didácticas a la que las fiestas de la primavera y las ordenanzas de los sacrificios que se realizaban en el antiguo templo de Israel apuntaban. ¿Creerán que Dios volverá a aceptar sacrificios de animales como expiación por el pecado? Es de perogrullo que tales sacrificios no tendrían ningún sentido. Si por acaso Dios los aceptara, anularía o haría inútil el triunfo de Cristo en la cruz del calvario. Repito, es inconcebible que cristianos bien intencionados crean y defiendan tales mentiras basándose en un sólo versículo (Daniel 9:27), el cual en ninguna parte afirma o dice que el anticristo “hará un pacto” y que luego “lo romperá”, ( El lector lea el pasaje citado para mayor claridad y el comentario cuyo enlace está al comienzo del párrafo), las palabras usadas son bien distintas “confirmará” o “hará prevalecer” el pacto con muchos y “hará cesar” el sacrificio y la ofrenda; ambas cosas realizada por Jesús y, en el caso de hacer prevalecer el pacto con muchos por 7 años (la semana 70), 3 anos y medio fueron confirmados directamente por el propio Mesías y después el tiempo restante (la mitad de una semana) por sus discípulos, La clave aquí está contenida en Mateo 15:24. Véase también Mat. 10:6.- Otra aberración flagrante de aquellos que se han tragado el camello pretendiendo colar el mosquito con su profusamente difundida doctrina de la postergación de la semana 70 para el tiempo del fin, es que en el verso 26 de Daniel capítulo 9 dice con claridad que “después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías”... Esto es, después de la semana 69 (7 más 62), no dice dentro de la semana 69, la única semana que sigue o que está después de la 69 es la 70. Por el siguiente versículo (Dn. 9:27) entendemos que el Mesías fue muerto a la mitad de la semana 70,como a la verdad ocurrió, porque con su sacrificio perfecto “hizo cesar el sacrificio y la ofrenda”. Nótese las declaraciones siguientes: “aún no ha llegado su hora Jn. 7:30; 8:20; o bien “ha llegado la hora”Jn.12:23; Mat 26:45, Toda la profecía sincronizada de las 70 semanas de Daniel se cumplió al dedillo. Lo único que no tenía fecha marcada en dicha profecía era la destrucción de Jerusalén y del Santuario. Pero fue el propio Señor Jesús quien lo aclaró cuando dijo: “No pasará esta generación hasta que todo esto acontezca” Mat. 24:34.- Léase también el capítulo anterior y deténgase a meditar en el versículo 36.-

Aclarado, por tanto, 

1.- Que cristianos que esperan el establecimiento de un pacto del anticristo con Israel serán chasqueados, y 

2.- Que lo más importante es estar preparados, en vela constante, porque el regreso del Señor Jesús es inminente y el rapto acontecerá en un piscar de ojos e inmediatamente la puerta será cerrada, tal como aconteció en tiempos de Noé, y nadie más pudo entrar en el arca. Entremos en arrepentimiento y santificación, cubiertos por la sangre preciosa vertida en la cruz por nuestro Señor y Salvador, mientras la puerta está abierta; hoy, que mañana puede ser tarde. Mat. 24 vers. 39; 44; 50-51 y Cap. 25:10-12. (Ver también Isaías 26:20, aunque de ello retomaré más adelante.) 

Vamos ahora a entrar en forma directa a los pasajes que debieran orientarnos acerca del rapto.

Sin duda el más revelador escrito bíblico sobre el arrebatamiento son las expresiones que el Señor Jesús nos dejó: sin embargo la secuencia de los acontecimientos descritos en Mateo 24 se encuentra entremezclada porque Jesús está dando respuesta a dos preguntas que sus discípulos le hicieran al comienzo de dicho capítulo, Una de ellas es ¿Cuando serán estas cosas? entendiendo por ello los juicios que el Señor hace sobre los fariseos y esa generación (de víboras) léase el capítulo 23 y también lo profetizado por Él acerca del Templo en Mat. 23:38 y 24:2. La segunda pregunta dice relación con las señales que habrá de su venida y del fin del siglo, Mat. 24:3. 

Los primeros versículos de su respuesta aclaran acontecimientos en relación a la segunda de dichas preguntas ; (Mat. 24:4-14)

Demos un repaso en ellas:

1.- Mirad Que nadie os engañe:

Falsos Cristos: Porque vendrían muchos en su nombre diciendo ser Cristo. La historia está plagada de mitómanos que se autoproclamaron ser Cristo. Por citar ejemplos recientes tenemos a José Luis de Jesús Miranda, un puertorriqueño que decía ser el Cristo y el Anticristo a la vez, que se jactaba de tener más de 100 mil seguidores repartidos por el mundo y que profetizó que el 30 de Junio de 2012 su cuerpo sería transformado y se volvería inmortal. Como ello no aconteció, desapareció de los medios y murió el 8 de agosto de 2013 de un ataque cardíaco en Miami.(1)

Agrego: John Nichols Thom (1799-1838); Arnold Potter (1804-1872); Bahá’u’lláh (1817-1892); William W. Davies (1833-1906); Mirza Ghulam Ahmad, (1835-1908); Lou de Palingboer (1898-1968); Haile Selassie I (1892-1975); Sun Myung Moon (1920-2012); entre muchos otros, Destaco un brasileño contemporâneo que vi una vez en un reportaje de la televisión local. El dice llamarse Inri Cristo (ver su sitio web en el siguiente enlace: http://www.inricristo.org.br/) afirma ser el segundo Jesús reencarnado vive actualmente en Brasilia. ( Un detalle mas amplio de diversos falsos Cristos puede ser consultado en el sitio https://noticias.gospelprime.com.br/falsos-cristos-famosos/). Otro caso reciente es el llamado Jesús de Filadelfia, quien acaba de hacer noticia al ser arrestado por la policía local, ver el siguiente enlace: http://www.infobae.com/2016/05/03/1808758-detuvieron-jesus-un-apple-store-filadelfia.

Lamentablemente la advertencia del Señor Jesús no ha sido suficiente para evitar que tales suplantadores cuenten con cientos sino miles de seguidores que se dejan engañar con sus doctrinas y afirmaciones que confunden y tuercen fantasiosamente las enseñanzas bíblicas; cumpliéndose a cabalidad lo afirmado por el Señor Jesús de que a muchos engañarían (Mat 24:5).

2.- Guerras y rumores de guerras:


El gran desarrollo que ha tenido la humanidad en estos 2000 años no ha sido suficiente para que los hombres logren vivir en paz y armonía. Paradojalmente, tal alto desarrollo y aumento de las ciencias, ha sido alcanzado en mayor proporción en base a la búsqueda de mejores armas y tácticas de guerra, sean ofensivas o defensivas. En cambio el crecimiento personal del hombre moderno en cuanto a los altos valores de la ética que lo lleven a  un relacionamiento mejor con sus prójimos y con su medio ambiente (La tierra), ha permanecido estático y me atrevería a afirmar que ha empeorado en la medida que el ateísmo y la incredulidad avanza entre una población cada vez más enfocada en el hedonismo propugnado por doctrinas impulsadas por una visión materialista y pseudocientífica (2) que lleva al individuo a sacudirse las “ligaduras de Dios” (Salmos, 2:3) creyendo erróneamente alcanzar con ello una supuesta libertad  que los hace  sumirse en el libertinaje, donde lo que importa es el placer o bienestar propio, sin que el bienestar del prójimo llegue siquiera a incomodarles la conciencia. Aparte de las muchas guerras locales o regionales en qué países o grupos humanos  se han enfrascado, la humanidad ya ha vivido dos grandes guerras mundiales y se dice que la tercera guerra mundial ya habría comenzado en Medio Oriente, donde vemos que las grandes potencias se han ido involucrando cada vez más llegando a un peligroso punto de casi no retorno, pudiendo desencadenarse en cualquier momento, un conflicto de proporciones mundiales originado por la cosmovisión belicista y asesina de grupos religiosos radicales que “a pie juntillas” creen que con ello contribuyen a que su dios  se manifieste con la aparición del imán oculto vaticinado por algunos de sus profetas. Por tras de ello, subyacen las aspiraciones de las potencias mundiales de mantener o conquistar posiciones de liderazgo, influencia o hegemonía. La OTAN y Rusia a diario se envían recados belicistas; Estados Unidos y sus aliados en el mar de China y China se pelean por unas islas estratégicas, sin contar por la lucha por la supremacía y la influencia entre las demás naciones en lo político, económico y en lo tecnológico, llegando incluso a ámbitos nunca antes incluidos como el espacio exterior y el ciberespacio. En la misma área, un dictador norcoreano con delirios de grandeza, amenaza desencadenar el infierno nuclear y se esmera en desarrollar nuevas armas en abierta provocación a la ONU. Basta leer los noticiarios de cada día para saber de las guerras y los rumores de guerras que penden sobre los destinos de los pueblos.


3.- Es necesario que ello acontezca, pero aún no es el fin.


Porque a las guerras entre naciones, reinos y coaliciones se le sumarán pestes, hambrunas, y terremotos todo lo cual vemos que hoy se incrementan y proliferan por doquier. epidemias de zika, dengue chikungunya, sida, gripe H1N1, sida; sismos y tsunamis asolan todos los continentes con sus secuelas de muerte y destrucción y particularmente en el llamado cinturón de fuego del Pacífico. Esto hacer correr el temor y la angustia por todo el orbe.(Mat. 24:7). Todo lo anterior es sólo “Principio de dolores” en especial para  los cristianos, (Mat. 24:8,9).


4.-Tribulaciones: (Este tema lo veremos en mayor detalle mas adelante)
  • Cristianos entregados a tribulación, muerte y aborrecimiento por todas las gentes por causa de Cristo.
  • Proliferación de falsos profetas que esparcirán el engaño  (doctrinas engañosas o torcidas. Consecuencias: Aumento del pecado y decaimiento del amor (A Dios y al prójimo)
  • Predicación del evangelio a todo el mundo. Esta es una de las principales tareas del pueblo escogido de Dios (Ver Mat. 28: 19 y 20). Cabe señalar que dicha tarea como señal de la inminencia del fin  al ser cumplida ya había sido profetizada por Daniel en 12:6,7. Nótese que la pregunta acerca de “¿Cuándo será el fin de estas maravillas?, es respondida por el varón vestido de lino  que  estaba en medio del río: “... y, cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas”.  Aquí es necesario aclarar que, por pueblo santo debe entenderse al pueblo apartado o escogido por Dios, y esto no involucra al pueblo judío como un todo, sino a todos aquellos creyentes,  sean judíos o no judíos que han (disculpándome la redundancia) creído en el Mesías, Cristo Jesús. Ver 1ra. de Pedro 2:6-10, remarco el versículo 9: “Mas vosotros sois linaje escogido,real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que  anunciéis las virtudes de Aquél que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”. y El versículo 10 no deja lugar a dudas de que incluye a los creyentes gentiles. Ver También Salmos 118:22. Mat 21:41-44 y sus pasajes paralelos. En estos versículos de Mateo, El Mesías aclara a los incrédulos de su propia nación que “el reino de Dios sería traspasado de ellos y sería dado a gentes que produzcan frutos para dicho reino”. Ahora bien retomo Daniel 12:7. No cabe lugar a dudas que aquí, “la dispersión del poder del pueblo santo”se está refiriendo proféticamente al poder del evangelio de Dios tal como es enseñado por Pablo a los Romanos y Corintios en los siguientes pasajes Rom. 1:16 y 1ra. Co.17,18, Poderosas buenas nuevas que están siendo entregadas hasta los confines del planeta  a toda criatura, para salvación de todo aquel que cree y que a los que se pierden parece locura.-


  • La abominación desoladora: El pasaje desde el verso 15 al 21 de Mateo 24  puede y debe ser aplicado  como una profecía que tiene doble cumplimiento, algo bastante usual en los mensajes proféticos, donde El Señor describe eventos fijando su mirada en lo inmediato y en el futuro al mismo tiempo. No haré un análisis acabado acerca lo que se entiende por abominación desoladora, dado que el lector puede hallar excelentes comentarios al respecto. Diré sólo que la abominación desoladora debe ser entendida como aquellos actos o eventos que profanan y destruyen la adoración a Dios en el santuario del pueblo Judío o en el lugar donde dicho santuario (Templo) estaba construido (Monte Sion). Así entendida, la presencia del ejército romano sitiando Jerusalén para tomarla fue una señal clara para los primeros cristianos que aprovechando un intervalo en dicho sitio, salieron de Jerusalén siguiendo las instrucciones del Mesías, librándose de las aflicciones extremas del sitio como las luchas, matanzas e incendios y robos entre las tres facciones de judíos que se libraban al interior de los muros de la ciudad, lo que les llevó a autodestruir grandes cantidades de alimentos [principalmente trigo almacenado] lo que precipitó la rápida toma de la ciudad por los romanos, ya que el hambre extrema asoló a los sitiados; y la posterior carnicería acontecida a manos de la soldadesca ansiosa del saqueo. (Destaco uno de los relatos de Flavio Josefo en su libro “Las guerras de los judíos” : “...porque el hambre mataba y estragaba más gente que los enemigos; no hay cosa que tanto dañe al hombre, ni lo eche a perder, como la vergüenza, porque lo que es digno de reverencia, en tiempos de hambre se menosprecia; de esta manera quitaban lo que comían, de la boca, las mujeres a los maridos, los hijos a los padres, y lo que peor y más miserable parecía, era ver las madres quitar de la boca de sus hijuelos la comida, y muriéndose de hambre los hijos entre sus brazos, no por eso lo dejaban de hacer, ni de tomarles la sangre con que habían de vivir, pues no faltaba luego quien sabía los que comían tales cosas y se las hurtaban; porque si veían cerrada alguna casa, luego con este indicio pensaban que comían los que estaban dentro, y rompiendo en la misma hora las puertas, se entraban y casi les sacaban los bocados medio mascados de la boca, ahogándolos por ellos. Y este otro:
    Entre los de Siria fué hallado uno que sacaba dinero y oro de su cuerpo, porque, según antes dijimos, se lo tragaban de miedo que los amotinados y resolvedores lo robasen, mirando y buscándolo todo, y hubo dentro de la ciudad gran número de tesoros, y solían comprar entonces por doce dineros lo que antes compraban por veinticinco. Descubierto esto por uno, levantóse un ruido y fama de ello por todo el campo, diciendo que los que huían venían llenos de oro: sabido por los árabes y sirios que había, amenazábanles que les habían de abrir los vientres; no pienso, pe. cierto, que tuvieron matanza más cruel los judíos entre todas cuantas padecieron, como ésta; porque en una noche abrieron las entrañas a dos mil hombres.”
  • También debe tenerse en cuenta que, aunque hay eruditos que señalan que la abominación desoladora acontecerá cuando el anticristo, esto es, el propio Lucifer se instale en un eventual tercer templo a ser construido en Jerusalén desde donde exigirá ser adorado; para mi es decidor que tal evento (La abominación de la desolación) ya está aconteciendo. Si creemos realmente que la Iglesia de Cristo viene a reemplazar, como lugar de reunión de los santos del Altísimo, para adorarle, recibir instrucción, y tener comunión los unos con los otros, podemos inferir que es dentro de ella donde se dará tal abominación. Si a ello le sumamos las pretensiones del romanismo de erigirse como la "única verdadera iglesia de Dios" y que sólo ella puede interpretar correctamente las escrituras, y su intenso trabajo para reunir bajo su seno y dirección a todas las iglesias cristianas en el llamado movimiento ecuménico, el que incluso pretende incluir religiones no cristianas como el islamismo, el hinduismo y otros: hoy podemos ver que tal abominación ya se ha instalado en el seno del Vaticano, Los ejércitos de Lucifer ya se están preparando para el asalto total para suprimir la verdadera adoración a Dios y usurpar su lugar entre los habitantes de la tierra. Es preocupante que muchos católicos sinceros y muchas iglesias evangélicas han caído en el engaño. Pocos saben que el actual Papa ha emitido declaraciones abiertamente contrarias a las sanas doctrinas contenidas en la biblia, como por ejemplo la victoria de Cristo en la Cruz calificándola como el "fracaso de Dios", por mencionar una entre muchas. Pocos saben que el centro de adoración del Vaticano no es al Supremo Dios creador Yahweh, sino que es a la verdad un centro de adoración al satanismo. Se que esto es fuerte para los lectores católicos de este blog, pero los invito a comprobarlo por vosotros mismos: por ejemplo vean el siguiente vídeo: https://youtu.be/c95UWKmEyyo y, por supuesto, realicen una investigación por propia cuenta, hay mucha documentación seria y profunda disponible para quien quiera informarse en Internet



Gran tribulación:  (Mat. 24:9-14)
Aquí quiero detenerme un poco, aún cuando signifique repetir lo dicho más arriba, particularmente, para refutar la doctrina que algunos pregonan de que el cumplimiento de la última semana de años profetizada por  Daniel en el Capítulo 9 (Profecía de las 70 semanas) habría sido pospuesta para ser cumplida al final de los tiempos, esto es, que aún no se habría cumplido. Tal errónea interpretación sólo es posible torciendo la escritura para hacerla decir algo totalmente distinto. Cabe prestar especial atención a las palabras escritas por Daniel en el verso 27 del capítulo mencionado. Allí no dice que que el Príncipe (3) que habría de venir HARÁ un pacto con muchos, la palabra usada es “gabar” que nunca quiere decir hacer sino más bien prevalecer, por lo que la traducción de Reina Valera R-1960 está correcta cuando dice  “confirmará el pacto con muchos”, ello en ningún caso significa hacer un nuevo pacto sino confirmar un pacto ya existente (Reitero, para mayor profundidad al respecto léase íntegramente el contenido del enlace citado al comienzo sobre dicha profecía). Entender esto es de vital importancia porque se ha generalizado dicha interpretación errada entre el pueblo evangélico, haciendo que muchos vivan confiadamente esperando las señales de tal supuesto pacto a ser firmado entre el Anticristo y el Estado de Israel, inicio de un período de 7 años, cuya mitad inicial traerá paz pero en su segunda mitad vendrá gran tribulación. Siempre repito que me parece increíble que cristianos bien intencionados pregonen tales mentiras introducidas sin lugar a dudas por el Maligno, para confundir y para que no perciban las señales del tiempo del fin con el propósito de que el rapto los encuentre desprevenidos como al siervo malo que pensó que su Señor tardaba y se dio a la “buena vida y a la poca vergüenza”  y fue castigado duramente porque no supo  reconocer el tiempo en que su Señor vendría.(Mat.24:44-51). O bien como las vírgenes necias descritas en Mat. 25 que habiendo sido sorprendidas por la inminente llegada del esposo, tuvieron que salir a comprar aceite porque no se habían preparado a tiempo. Tarde demás, se quedaron fuera de las bodas. porque la puerta fue cerrada.
Aún no vemos que se cumple a cabalidad lo señalado en Mateo 24:9; aunque al respecto debemos observar que tales tribulaciones, el aborrecimiento y el
asesinatos de cristianos por causa de su fe en Cristo el Señor ya ha comenzado y con gran fuerza entre los países musulmanes, llegando a su máxima expresión en las difundidas y mórbidas exhibiciones de brutalidad, odio e intolerancia por parte de los partidarios del Daesh o vulgarmente conocido como estado islámico. Sin embargo no es menos cierto que al hacer un análisis más profundo sobre la aversión creciente hacia el “pueblo santo” (4) y también al pueblo judío veremos que ello se expresa con preocupante realismo. Debo resaltar, por ejemplo, lo que acontece en algo tan cotidiano como las reacciones que se expresan a través de las llamadas “redes sociales”, basta que un cristiano exprese una opinión mencionando sus fe en el Dios Soberano, para que se desaten un regüero de comentarios ofensivos, vejatorios o intolerantes. Lo mismo ocurre frente a opiniones de judíos o de quienes defienden los derechos del pueblo judío de ocupar y vivir en paz en la tierra de sus ancestros. La base del odio visceral ha sido sembrada entre los muertos (5), de allí a que se transforme en asesinatos,persecuciones, opresión y rechazo hacia los cristianos sólo habrá un corto trecho ya descrito en las escrituras.


Debo alertar que la biblia dice que efectivamente habrá una gran tribulación, como leímos  en Mateo 24:21 “porque habrá entonces una gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora”. Al respecto quiero llamar la atención que las palabras dichas por el Señor Jesús no dicen que esa gran tribulación acontecerá en todos los rincones de la tierra, sino que será en extremo dura y atroz para los cristianos.(Aunque puede entenderse también que será global, al analizar también pasajes paralelos como Apoc. 13:16,17 , donde se destaca que "hacía que todos, pequeños, y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos...") De allí que lo que está aconteciendo en Oriente Medio, particularmente en Irak y Siria donde las decapitaciones, crucifixiones, asesinatos en masa, de  cristianos y otros pueblos que profesan una fe distinta al islam sunita de los defensores de Daesh, a lo que se le suma graves persecuciones, como coacciones para apostatar poniendo en premio la vida propia o la de familiares, confiscaciones de bienes (virtualmente saqueo y robo), impuestos, esclavitud sexual, destierros, ha hecho que los cristianos existentes en tales territorios hayan sufrido y sufren hasta hoy gran tribulación. Esas horrendas tribulaciones se extienden en menor grado a la casi totalidad de los otros países musulmanes, donde los cristianos no se les permite tener biblias, reunirse en público, ni menos tener templos donde poder congregarse. En China los comunistas gobernantes quieren tener el control de las iglesias por medio de pastores adoctrinados por ellos, cuando dichos controles se les escapan se desata  la persecusión y no es raro leer en las noticias de templos destruidos por el totalitarismo ateo. Recientemente ha sido publicado un mapa donde se muestra el estado de la persecución a los cristianos en el mundo el cual incluyo al final con el detalle de su origen en la web. Por ello repito, estamos efectivamente inmersos en una gran tribulación para el pueblo cristiano, aun cuando, en  América y otras partes del orbe, ella no sea muy notoria.
Resumiendo este punto, es evidente que los cristianos han de pasar por la gran tribulación antes de que acontezca el rapto y, es precisamente esta gran tribulación padecida por el pueblo santo que hace que nuestro Eterno,  Misericordioso y Justo Dios tenga que “acortar el tiempo” (Marcos. 13:20). Ello derriba la doctrina pre tribulacionista que dice de  que el arrebatamiento  acontecerá antes de la gran tribulación en una supuesta “venida oculta” del Señor Jesús.


Ahora bien, en medio de la confusión introducida por el Diablo y sus seguidores en el seno de las iglesias. Mat. 13:25-40 también yacen  errores que, ´por comodidad o pereza en el estudio y escrutinio de la Biblia, muchos confunden la gran tribulación con el Día de la Ira de Dios. Un estudio más profundo comprobará que son dos cosas distintas. La confusión surge por el error de atribuir el juicio de Dios sobre los incrédulos como similares a los padecimientos del pueblo cristiano en la denominada gran tribulación. Veamos los detalles.


En Mateo 13: 18-30, El Señor Jesús nos dejó una importante enseñanza en la conocida parábola del sembrador. Allí enseña que en el mundo (el campo de cultivo, véase Mat. 13:38)  crece buena semilla: los escogidos  de Dios, sus hijos; y también la semilla mala o cizaña que simboliza a los incrédulos o hijos del Diablo. El también enseña que el tiempo de la siega será en el fin del mundo y en ese evento tanto sus hijos escogidos y los hijos del Malo recibirán sus premios o castigos según sea el caso. Esto es paralelo a lo descrito en las visiones que el apóstol Juan describe en Apocalipsis 14 desde el verso 12 en adelante (véase el pasaje al final de este estudio). Como allí se describe, el primer evento que acontecerá en la segunda venida del Señor Jesús, es la denominada “cosecha de los fieles” la buena semilla, el trigo, versículo 14 y 15. A continuación de dicho evento, esto es del rapto o arrebatamiento de los santos escogidos que lavaron sus ropas en la sangre del Cordero, por medio de la fe en Cristo; viene la cosecha o juicio de los incrédulos  (la cizaña, aquí descrita como las uvas maduras, listas para ser vendimiadas y enseguida pisadas en el “gran lagar de la ira de Dios” Versículo 19 y 20.  Entre estos dos eventos está el fin de la gran tribulación  (el rapto que ocurre en un abrir y cerrar de ojos, donde la iglesia fiel es retirada de la tierra para recibir al Señor en el aire) y el inicio de la Ira de Dios. Ahora bien, en otros pasajes  como Sofonías 1:18 y 2:2;  o en Rom. 2:5, se habla del día de la Ira de Dios y muchos coinciden en entender que con ello se está indicando un período de tiempo, que  de acuerdo a la interpretación dada en  Ez.4:6 correspondería a un período de un año, (Véase también Núm.14:34). En tal período es posible entender la ocurrencia de los eventos  descritos en Ap.6:12-17; esto es, un gran terremoto acompañado de, oscuridad (el sol se vuelve negro y la luna color de sangre), caída de estrellas (con seguridad aquí debe entenderse de asteroides y/o meteoritos), y una gran conmoción en la superficie terrestre, a tal punto que hasta los montes e islas se removieron de su lugar. En el último versículo se remarca: “porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?”. En este pasaje no se menciona el pueblo santo o los escogidos, (que ya fueron resucitados y/o arrebatados justo antes del gran día de la ira de Dios) sino a aquellos que reconociendo su temor por la inminencia de  la ejecución del castigo  que merecen (reyes de la tierra, grandes, ricos capitanes, poderosos siervos y libres), intentan esconderse. Es interesante mencionar que, tales personas estarán viendo con sus propios ojos al Señor Jesucristo, pero que cualquiera sea su reacción, ya les es imposible escapar de castigo que merecen, esto es, no podrán arrepentirse y ser contados entre los salvos, ello porque “sin fe es imposible agradar a Dios”, y el que está viendo, no tiene fe, sino la evidencia de que no creyó en el tiempo en que la fe podía manifestarse. Como diríamos en lenguaje popular: “pasó la hora”, o, el tiempo de salvación “ya era”.



Textos básicos:


Daniel
Capítulo 12
1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.
2 Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.
3 Los entendidos resplandecerán como el resplandor del firmamento; y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas a perpetua eternidad.
4 Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará.
5 Y yo Daniel miré, y he aquí otros dos que estaban en pie, el uno a este lado del río, y el otro al otro lado del río.
6 Y dijo uno al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río: ¿Cuándo será el fin de estas maravillas?
7 Y oí al varón vestido de lino, que estaba sobre las aguas del río, el cual alzó su diestra y su siniestra al cielo, y juró por el que vive por los siglos, que será por tiempo, tiempos, y la mitad de un tiempo. Y cuando se acabe la dispersión del poder del pueblo santo, todas estas cosas serán cumplidas.
8 Y yo oí, mas no entendí. Y dije: Señor mío, ¿cuál será el fin de estas cosas?
9 El respondió: Anda, Daniel, pues estas palabras están cerradas y selladas hasta el tiempo del fin.
10 Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.


Isaías
Capítulo 26
26:19 Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡Despertad y cantad, moradores del polvo! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, y la tierra dará sus muertos.
26:20 Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación.
26:21 Porque he aquí que Yahweh sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos.


Mateo
Capítulo 24
4 Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe.
5 Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán.
6 Y oiréis de guerras y rumores de guerras; mirad que no os turbéis, porque es necesario que todo esto acontezca; pero aún no es el fin.
7 Porque se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá pestes, y hambres, y terremotos en diferentes lugares.
8 Y todo esto será principio de dolores.
9 Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
10 Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán.
11 Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos;
12 y por haberse multiplicado la maldad, el amor de muchos se enfriará.
13 Mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo.
14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.


Lucas
Capítulo 21
23 Mas ¡ay de las que estén encintas, y de las que críen en aquellos días! porque habrá gran calamidad en la tierra, e ira sobre este pueblo.
24 Y caerán a filo de espada, y serán llevados cautivos a todas las naciones; y Jerusalén será hollada por los gentiles, hasta que los tiempos de los gentiles se cumplan.
25 Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas;
26 desfalleciendo los hombres por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra; porque las potencias de los cielos serán conmovidas.
27 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en una nube con poder y gran gloria.
28 Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca.


Marcos
Capítulo 13
22 Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán señales y prodigios, para engañar, si fuese posible, aun a los escogidos.
23 Mas vosotros mirad; os lo he dicho todo antes.
24 Pero en aquellos días, después de aquella tribulación, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor,
25 y las estrellas caerán del cielo, y las potencias que están en los cielos serán conmovidas.
26 Entonces verán al Hijo del Hombre, que vendrá en las nubes con gran poder y gloria.
27 Y entonces enviará sus ángeles, y juntará a sus escogidos de los cuatro vientos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.


1ra. a los Corintios
Capítulo 15
50 Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.
51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,
52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.
53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.
54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.


1ra. a los Tesalonicenses
Capítulo 04
13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.
14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.
15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.
16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.
5:1 Pero acerca de los tiempos y de las ocasiones, no tenéis necesidad, hermanos, de que yo os escriba.
2 Porque vosotros sabéis perfectamente que el día del Señor vendrá así como ladrón en la noche;
3 que cuando digan: Paz y seguridad, entonces vendrá sobre ellos destrucción repentina, como los dolores a la mujer encinta, y no escaparán.
4 Mas vosotros, hermanos, no estáis en tinieblas, para que aquel día os sorprenda como ladrón.


2 de Tesalonicenses.
2:1 Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos,
2:2 que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.
2:3 Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,
2:4 el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.


Apocalipsis
Capítulo 14
12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.
13 Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.
14 Miré, y he aquí una nube blanca; y sobre la nube uno sentado semejante al Hijo del Hombre, que tenía en la cabeza una corona de oro, y en la mano una hoz aguda.
15 Y del templo salió otro ángel, clamando a gran voz al que estaba sentado sobre la nube: Mete tu hoz, y siega; porque la hora de segar ha llegado, pues la mies de la tierra está madura.
16 Y el que estaba sentado sobre la nube metió su hoz en la tierra, y la tierra fue segada.
17 Salió otro ángel del templo que está en el cielo, teniendo también una hoz aguda.
18 Y salió del altar otro ángel, que tenía poder sobre el fuego, y llamó a gran voz al que tenía la hoz aguda, diciendo: Mete tu hoz aguda, y vendimia los racimos de la tierra, porque sus uvas están maduras.
19 Y el ángel arrojó su hoz en la tierra, y vendimió la viña de la tierra, y echó las uvas en el gran lagar de la ira de Dios.
20 Y fue pisado el lagar fuera de la ciudad, y del lagar salió sangre hasta los frenos de los caballos, por mil seiscientos estadios.


***********************************
Notas:




(2) Visión pseudocientífica: por tal debe entenderse la pretensión de muchos científicos ateos y de sus legos seguidores de denigrar y negar la existencia del Supremo Creador sobre el fundamento de que el método científico hace imposible probar su existencia; cuando en verdad ello no demuestra que no existe. El simple análisis de la elaborada e inteligente estructura del ADN ha llevado a algunos de ellos a tener que mudar sus convicciones, tal es el caso del connotado Astrónomo Robert Jastrow. (Véase https://en.wikipedia.org/wiki/Robert_Jastrow y también http://www.creacionismo.net/genesis/Art%C3%ADculo/el-universo-partir-de-la-nada). Procurese también el caso del Filósofo Antony Flew, ateo convicto, pero que tuvo que cambiar de opinión y terminó aceptando la existencia de Dios. https://www.youtube.com/watch?v=70zWkuB3aKY.


(3) El verso 26 del Daniel Capítulo 9 habla de un Príncipe que ha de venir,  (9:26 Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones.), quienes dicen que la semana 70 de esta profecía de Daniel es futura -aún no se ha cumplido-, atribuyen que aquí se estaría hablando del Anticristo, pero en realidad el príncipe que había de venir en los tiempos de Daniel era precisamente el Mesías, Para entender cómo los romanos fueron “el pueblo que el Mesías Príncipe” usaría para castigar esa generación impía y destruir Jerusalén y el santuario, es preciso analizar la biblia de cómo Dios llama, por ejemplo a  Nabucodonosor, un pagano, su siervo” , pero que serviría a Dios ejecutando, por mano de él y de los caldeos, sus juicios  sobre aquellos que merecían castigo: Ejemplos, Jeremías 27:6-8; Jeremias 43:10-13.- Véase también el caso de Ciro  en Isaías 44:28 y 45:1 y siguientes, aunque en este caso los juicios del Eterno a ser ejecutados por Ciro (su pastor y su siervo a pesar de ser un pagano. Léanse los versículos 4 y 5 del capítulo 45) resultarian en la restauración del Santuario y de Jerusalén por mediación del Imperio Medo-Persa.


(4) Pueblo santo. Originalmente se refiere al pueblo escogido por Dios, esto es Israel. Entiéndase que santo significa apartado o escogido por y para Dios. Cabe  agregar que la Torá ya anticipó, con muchos siglos de antelación, que dicho pueblo Santo también extendería a “todas las naciones”, a aquellos que aceptarían la divina gracia de Dios materializada en Cristo Jesús, el Mesías prometido, quién mediante su sacrificio como cordero sin defecto (sin pecado) fué ofrecido en sustitución de quien realmente precisaba ser ajusticiado: el hombre pecador (todos los hombres) , precisamente para saldar la cuenta, esto es, sufrir el castigo merecido por tales hombres, para que pudieramos ser salvos . Léanse los siguientes pasajes: Dt. 7:6; Is.62:12; Gn.22:18; Ga.3:8-16;


(5) Muertos. o bien muertos vivos,  Entendido por tales a quienes por su rebelión a Dios y desprecio por su Evangelio o plan de salvación y liberación del pecado cuya pena es la muerte eterna, creen estar vivos cuando a la verdad separados de Dios están muertos, es decir condenados a la muerte eterna. Léase Lucas 9;60. (A la verdad, zombies, pero distintos de como los muestran en las películas de moda, zombies saludables, rozagantes, llenos de vitalidad)

(6)

Anexo1:
Mapa de persecución a los cristianos: Fuente: https://m.facebook.com/vomcanada/photos/a.213572661722.143604.8428161722/10151120366351723/?tipe=3&source=43
Site base https://www.vomcanada.com